Predicando en el nombre de Jesucristo

 

 Porque donde estan dos o

 tres congregados en mi

 nombre, alli estoy yo en

 medio de ellos

Mateo 18:20



Testimonio

Antes de comenzar me gustaría pedir a mi Dios todopoderoso que me de la sabiduría para escribir este sentimiento desde lo mas profundo del corazón para quien lee no se ofenda ni se entristezca por cuenta mía, todo lo pido en el nombre de Jesucristo amen. 


Empezare a explicar porque decidí hacerlo de esta forma. Habiendo conocido a Dios no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, si estas palabras te son familiares o las has leído te serán de ayuda para que puedas entender lo que viene a continuación.


Todos en algún momento hemos escuchado el nombre sobre todo nombre el de Jesucristo tal vez en un amigo, en la escuela o simplemente en un templo. Pues de la misma manera yo había escuchado en mi adolescencia el nombre de Jesucristo en una iglesia bautista, según va pasando los años en la vida vamos conociendo mas sobre el nombre de Jesucristo y vamos escuchando sobre quien era y que hacia, al mismo tiempo somos enseñado a creer en una doctrina o en una religión. 

 

En algún momento de mi vida me di cuenta que no tenia la capacidad de entender el evangelio de cristo por mas que me lo explicaran mi Fe no era suficiente y mis ojos estaban cerrados y no lograba entender como Dios siendo bueno y misericordioso también podía ser fuego que destruye al ser humano. Como siendo Dios nuestro Padre eterno sacrifico a su unigénito a sufrir a manos de los humanos y ser azotado y despreciado por la raza humana hasta ser asesinado en un madero. ¿Como entender que Dios todo lo hizo para demostrar su amor al mundo? No entendia estas razones y me fui alejando de esa doctrina que me era locura. Yo deseaba conocer a Dios y comenze a visitar un templo religioso y era bueno ver como se gozaban las personas dentro del templo cantando y alabando a Dios, esto era bueno pero no era suficiente para alejarme del pecado que el mundo ofrece. Pero después de algún tiempo decidí visitar otros templos con diferentes doctrinas que me ayudara a cambiar ya que no estaba logrando el propósito de Dios en mi vida. Al final dedique mi vida por completo a los placeres del mundo por mucho tiempo, en este proceso nacieron mis dos hijas y Después de 20 años de trabajo para mantener mis hijas y haberme recuperado de un pasado triste, una noticia muy fuerte llego a mi vida que me quebranto el corazón esto fue la repentina enfermedad y muerte de mi madre quien me enseño principios morales.  

En ese momento recordé nuevamente al Dios desconocido y nuevamente intente buscar su presencia con otra religión pero esta vez en una condición totalmente diferente había perdido a la mujer que mas ame en el mundo. Así que estaba huérfano de madre y padre no les niego que estuve mal pero aun contaba con el apoyo de Iris mi esposa que ha estado conmigo en los últimos 10 años de mi vida apoyándome en todo y también en este ministerio. La misericordia del Dios es tan grande que envío a un mensajero a mi vida en esta situación de mucha aflicción su nombre es Jesús Gonzales. Este familiar trajo un mensaje que abrió un mundo de curiosidad en mi vida me hablo de un solo Dios del mismo Dios creador del universo, de un Dios manifestado en carne. Todo lo que me dijo era compatible con la Biblia cuando todos dormían en la noche yo estaba buscando las escrituras para conocer a ese Dios extraño que habiendo visitado varios templos religiosos nunca lo conocí, yo me preguntaba entre mi mientras escudriñaba su palabra ¿Quien eres? Y mientras leía el libro del nuevo pacto sentí una voz en mi corazón que dijo: ¿YO SOY al que buscas y al que no conoces, el que te conoce desde antes de la creación del mundo, el que tu haz despreciado por mas de 20 años y al que llamas el Dios invisible y Dios desconocido.  

Tan pronto sentí esa voz dentro de mi humanidad comenze a llorar le pregunte Quien eres? YO SOY el alfa y la omega el principio y el fin. Estas palabras comenzaron a entrar en los mas profundo de mi corazón todas las noches escudriñada la palabra y sentía que Dios me bendecía con sabiduría y revelación de sus palabras. No doctrina de fariseo sino la doctrina del Dios de mateo del apóstol Juan del apóstol Pedro y del apóstol Pablo no palabra de hombre sino inspiración de Dios a través del espíritu. Dios esa noche me revelo tesoros ocultos en la biblia, Una de tantas revelaciones fue la ubicación verdadera de la iglesia de Cristo ya no esta en el centro de Jerusalen sino en lo mas profundo del corazón del hombre donde las ofrendas físicas no son una regla sino las espirituales, Y que los verdaderos adoradores no son los que gritan su nombre sino los que dicen no al pecado y si a la justicia, Que el verdadero padre no esta en Roma, o en algún lugar de la tierra solo hay un Padre en los cielos esperando que se cumpla su tiempo para derramar juicio sobre la tierra. Que el pecado no es solo el que realizamos con el cuerpo sino también el que practicamos con la mente, Que no existen en la faz de la tierra madre o padres espirituales en todo caso serán llamados hermanos espirituales, porque nadie es mayor que el maestro basta ser como El. Que amar a mi prójimo es cumplir con los mandamientos .  

 

Hoy estoy seguro del evangelio de Jesucristo y de su incomparable amor, cuando de mi corazón brota amor por mi esposa, por mis hijas, por mis nietos, mis hermanos, por mis vecinos, por mis compañeros de trabajo pero aun mas grande mi amor por hermanos en la Fe que cada día buscan alcanzar la presencia y la misericordia de nuestro señor Jesucristo. Aunque todavía tuviera que amar a los que han negado la Fe hablando mentiras al pueblo de Dios imponiendo reglas de hombre y no de Dios, Diciendo Que Dios dijo para sacar provecho del humilde de corazón, obligándole a cumplir reglas del viejo pacto tales como: Diezmos, Días sagrados o Días de reposos, ayunos obligatorios en masa y criticas de vestimentas y sobre todo mensajes con un fin terrenal y no espiritual negando la Deidad de Jesucristo estos son los enemigos de Dios y los míos a los que tengo que amar, orar y pedir misericordia.